Contacto

El problema

5000 niños mueren a diario por carecer de agua potable. Una de las enfermedades más graves es la diarrea, que debilita las defensas sus inmunológicas.

Cada 15 segundos muere un niño por falta de agua potable. La diarrea causa la muerte a 2 millones de niños por año, además aumenta las tasas de mortalidad debidas a otras enfermedades oportunistas, sobre todo las infecciones respiratorias.

La escasez de agua potable y de saneamiento es la principal causa de enfermedades en el mundo. Más del 90% de las muertes por diarrea se producen en niños menores de 5 años.

Además de la diarrea, enfermedades relacionadas con el agua contaminada como el cólera, el paludismo o el tracoma, los debilitan y los incapacitan.

La ONU destaca la importancia del agua potable en su estudio publicado con motivo del Día Mundial del Agua y asegura que mueren más personas en el mundo por agua contaminada que por violencia, incluidas las guerras.

Las mujeres y las niñas son las "porteadoras de agua" del mundo Por término medio, las mujeres y niñas de los países en vías de desarrollo caminan 6 kilómetros al día, transportando 20 litros de agua, lo que reduce de manera considerable el tiempo que podrían utilizar para otro trabajo productivo o para que, en el caso de las niñas, asistan a la escuela. Los pobres son los mayores afectados Un niño o niña que nazca en Europa o en los Estados Unidos tiene 520 probabilidades menos de diarrea que un menor de edad en África subsahariana.

Las enfermedades causadas por el agua impiden que los niños y niñas vayan a la escuela.

Una mejora del agua potable en los hogares puede reducir los episodios de diarrea a más del 39%

Al ritmo actual harán falta más de 100 años para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio

5000 niños mueren a diario por carecer de agua potable. Una de las enfermedades más graves es la diarrea, que debilita las defensas sus inmunológicas.

Cada 15 segundos muere un niño por falta de agua potable. La diarrea causa la muerte a 2 millones de niños por año, además aumenta las tasas de mortalidad debidas a otras enfermedades oportunistas, sobre todo las infecciones respiratorias.

La escasez de agua potable y de saneamiento es la principal causa de enfermedades en el mundo. Más del 90% de las muertes por diarrea se producen en niños menores de 5 años.

Además de la diarrea, enfermedades relacionadas con el agua contaminada como el cólera, el paludismo o el tracoma, los debilitan y los incapacitan.

La ONU destaca la importancia del agua potable en su estudio publicado con motivo del Día Mundial del Agua y asegura que mueren más personas en el mundo por agua contaminada que por violencia, incluidas las guerras.

Las mujeres y las niñas son las "porteadoras de agua" del mundo Por término medio, las mujeres y niñas de los países en vías de desarrollo caminan 6 kilómetros al día, transportando 20 litros de agua, lo que reduce de manera considerable el tiempo que podrían utilizar para otro trabajo productivo o para que, en el caso de las niñas, asistan a la escuela. Los pobres son los mayores afectados Un niño o niña que nazca en Europa o en los Estados Unidos tiene 520 probabilidades menos de diarrea que un menor de edad en África subsahariana.

Las enfermedades causadas por el agua impiden que los niños y niñas vayan a la escuela.

Una mejora del agua potable en los hogares puede reducir los episodios de diarrea a más del 39%

Al ritmo actual harán falta más de 100 años para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio